Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

22 ene. 2013

Rutinas que cambian

¿Acaso no es cierto que una de las cosas maravillosas de ser mamá es el cambio repentino -y obligado- de ciertas rutinas?

Digo, es así. 

Desde niña hasta que eres adulta vas tomando decisiones en tu vida y te haces tus rutinas diarias -que te encantan-...el café por las mañanas, las pelis romanticonas en el cine, la paz de una canción de Michael Bublé en el salón mientras estoy con el ordenador, dormir -a pierna suelta- en pijama y sin calcetines...

Luego llega tu hijo y te pone del revés todas esas rutinas,...pasas a tomarte el café en el trabajo directamente porque en casa no te da tiempo, las pelis las ves a trozos -entre siesta y siesta del peque-, la paz...bueno, ¿qué paz? ya simplemente, no existe...y lo de los calcetines sí es algo que me joroba oiga, si no duermo con ellos puestos seguro que se despierta durante la noche y se me corta el cuerpo, y si me los dejo puesto "por si acaso" en un momento de la noche ¡paso calor!

Si es que no puede ser,...deseandito estoy de que llegue el calor otra vez.


Y vosotras, ¿qué rutina os está costando más cambiar?

¡Feliz martes!

23 comentarios :

  1. Jajajaja, yo también duermo con los calcetines jajaja y me pasa igual... Yo llevo muy mal el no dormir del tirón, pero es que me han cambiado todas las rutinas menos la de ir a trabajar de 08:00 a 18:00...esa no ha cambiado...
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. YA ves, eso es fijo! (gracias a Dios!)
      Besazosss

      Eliminar
  2. Ains, a mi me encanta tirarme en el sofa a leer con una mantita y la chimena...leer de verdad, concentrada en mi libro. Pero ahora, lo hago con un niño trepando por encima de mi, que me quita las gafas o me toca la nariz haciendo el ruido de la moto...Esa paz se acabo. Logro tenerla en alguna siesta espontánea o ya después de acostarlos pero en esos momentos estoy más cansada yo que ellos y acabo leyendo sólo dos líneas...jijiji. Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adiós paz sí...jjej, es lo que hay. Nos pasamos a sus cuentos y esos serán los libros que leamos xD
      BEsoss guapaa

      Eliminar
  3. Alguna vez he dormido con calcetines, porque me ha sido imposible dormir con los pies fríos, y no había manera de calentarlos.
    La rutina que me cuesta a mí es la de la lectura. No poder leer tranquilamente un rato por la tarde, sentada en el sofá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si...hay que ir sacando ratitos de nuestro descanso ;)
      BEsazoss

      Eliminar
  4. Me pasa como a ti con los calcetines!! Al final me acuesto con ellos puestos y me los acabo quitando en mitad de la noche...
    Lo que peor llevo es eso de no poder leer como a mi me gusta ¡ya no se ni por donde voy cuando retomo el libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! malditos calcetines...
      Uf, leer también es algo pospuesto siempre claro...
      En fin, besazos!!

      Eliminar
  5. Sin lugar a dudas, las dos rutinas que màs echo de menos son: leer tranquilamente cuando me de la gana y despertarme cuando yo quiera (ya sea después de una siesta o después de la noche). Y lo de dormir de un tirOn por supuesto ni lo cito, porque se ha convertido en algo utOpico. Si no me despiertan los peques, me desvelo yo sola. Con lo que he sido yo siempre con el sueño...

    Y otra cosa que me cuesta mucho también es tener siempre algo que anticipar y que ademàs, la mayor parte del tiempo, no sea para mi sino para otra persona. Siempre estoy pensando en que tengo que hacer esto y lo otro o prever algo para luego no tener que correr. Para colmo a menudo acabo corriendo de todas formas.

    Pero bueno, a pesar de la parrafada, creo que esa es la vida cotidiana de toda mujer, y sobre todo madre, que se precie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, eso también me agota, tanto planteamiento y pensar anticipadamente todo!
      Cuando somos madres nos damos cuenta de la superioridad femenina!! un hombre imposible que haga todo eso!! xDD

      Besos guapa!

      Eliminar
  6. Jejeje!! La que mas heché yo de menos era la de salir de casa con lo puesto. Cuando son bebes tienes k llevarte un sinfin de cacharros, mas vestir a la niña, mas vestirme yo... Tardaba tres cuartos de hora antes de salir x la puerta. Leer y escribir es otra de las muchas cosas para las que cuesta encontrar un momentillo. En fin... Suerte que nos recompensan con sus sonrisas!! Jeje!!

    ResponderEliminar
  7. Todo cambia y ahora por mi parte aprecio mas esas pequeñas cosas que ahora son tan importantes y antes eran parte de tu rutina y ni siquiera las dabas importancia, yo sobretodo echo de menos esos ratitos para acicalarte sin prisa, un largo baño de espuma o esas mañanas de domingo en las que te enredabas en las sabanas y no querias salir! Ahora hemos cambiado a pintarte el ojo en 2 segundos, ducha vigilando de reojo a la peque para que no te lie alguna y a los madrugones de los fines de semana, eso si muchisiisisisismo mas feliz que antes!! ;)))
    Muchos besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuuuu esos dominngos!! también los echo de menos! ;)
      Besazoss!

      Eliminar
  8. La verdad es que mis rutinas han cambiado totalmente y ahora que regreso al trabajo me va a pegar mucho más... Bueno, acostumbrarse eso es lo que toca... Me gustó mucho tu Post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D gracias por pasarte Mamá Merlín!
      Está claro que es lo que toca y con mucho gusto ;)
      Un besoo

      Eliminar
  9. La verdad es que nuestros hijos nos hacen cambiar la forma de vivir la vida, pero sabes, luego no puedes vivir sin éstos cambios jajaja. Me quedo por aquí!.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, somos masocas! jaja
      BEsoss y bienvenida! :D

      Eliminar
  10. mmmm.... poder echarme la siesta cuando me de la gana y el tiempo que me de la gana, sin que esté la mayor: mami ponme el mario, mami estoy aburrida, mami quiero ir a casa de la abuela....

    Y ahora se le une la pequeña, que ha descubierto el placer de gritar y se pone alas 4 de la tarde: AAAAHHHHHH,..... AAAAAAAAAAHHHHHHHHHH

    Desgarrándose la garganta.... vamos, que me levanto con una mala ostia que pa qué!

    Que la siesta es sagrada coñe!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda! me acabo de dar cuenta que estaba con el perfil de Coquitos.... bueno, tú me tienes fichada y sabes quien soy :)

      Eliminar
    2. Si, jeje, sé quien ereeeeesss! ^^
      Besazos guapa!

      Eliminar
  11. Me ha encantado lo de los calcetines!!! Yo era de dormir con poca ropa y del tirón y desde que nació mi hijo con pijama gordo y calcetines porque sé que me voy a pasar parte de la noche levantada. Y creía que yo era la única!!!
    Y lo de la siesta en el finde... eso no lo soporto! Desde que los malditos RRMM se llevaron el chupete los fines de semana no son lo mismo, AAAHHH!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja! Bienvenida María!
      Si es que a todas nos pasa igual!! está claro!! :D

      Un besazoo ;))

      Eliminar

Gracias por tu comentario, ¡vuelve pronto! ;-)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

About