Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 may. 2014

¿Preparado para el mundo 2.0?

Llevo varias semanas con un "run run" en la cabeza que no me deja ser yo misma y no sé muy bien por qué, será la primavera, serán las hormonas o la señora de rojo que me ha hecho visita, ¡a saber! 

Cuando comencé en esto del blog nunca me imaginé que podía llegar a "enganchar" tanto, tampoco imaginaba la multitud de sensaciones que todo esto conllevaría, ni siquiera que me tuviera que replantear si estoy preparada o no para todo esto.


Lo que está claro es que cuando escribes en internet vas dejando juicios por el camino, la gente te juzga, juzga tus palabras, cómo escribes, las cosas que haces, lo que opinas sobre ciertos temas,...eso queda ahí y tienes que ser consciente de ello. Tienes que prepararte para las críticas, para los follows y unfollows, para que te miren por encima del hombro si tienes menos visitas, o si no contacta contigo ninguna marca, o para dejar de despertar entusiasmo en las redes sociales. Esto es lo que hay. 

Los gustos cambian, las opiniones sobre TU blog, cambian. Eso sí, si quieres show, las redes sociales y este mundo 2.0 no tiene nada que envidiar al "mejor" programa de Telecinco #ojocuidao que aquí te encuentras de todo. 

Simpatizas con gente que escribe u opina como tú, les comentas, les twitteas, a veces incluso las conoces en persona, creas un vínculo...y esas personas leen a otra gente, simpatizan -o no- y, entre ellas, comentan jugadas, es normal. Y aquí crean prejuicios -buenos o malos- sobre otros blogs, sobre otras personas...y así la maravillosa y compleja interconexión 2.0 que lleva a que, sin leerlos a veces, algunos blogs ya te resulten feos, aburridos o antipáticos.

Y tienes que estar preparado para todo esto.

Y esto ¿es real?

Real es en cuanto que pasa en el día a día, pero hay que procurar darle la importancia que tiene y ni un ápice más porque te llega a frustrar, y es absurdo.

Detrás de estas ventanas hay personas, y las personas nos dejamos llevar por las emociones. 
Si alguien con el que empatizas recomienda algo en su blog, lo visitarás con ilusión y entusiasmo, si por el contrario lo critica, probablemente pincharás en el enlace con otros ojos e incluso directamente dejarás de seguirlo sin más.

Es una pena que perdamos la oportunidad de conocer realmente ciertas cosas y nos dejemos llevar por opiniones de gente que, quizá, tenga una perspectiva diferente, tenga manía a algo o alguien, o sencillamente se ha inventado una crítica por alguna razón que tú, ni sabes.

No me gustan los diles y diretes.
No me gusta la gente que no sabe medir sus palabras y hace daño gratuitamente sin escuchar a la otra parte o sin intentar empatizar.

Y si esto no se admite en el mundo 2.0 quizá no estoy hecha para esto oye, que también puede ser.

En cualquier caso, por aquí sigo para desearos, como siempre,
¡Feliz día!

*  *  *

6 comentarios :

  1. Uis me has dejado con un sabor raro de boca... espero que lo hayas escrito así sin más (aunque nunca se escribe así sin más... ni las letras de las canciones...) así que espero que no sea nada 'malo'. Un besito guapa! El 2.0 tiene lo malo y lo bueno del 1.0 ... aunque no de iguales maneras..

    ResponderEliminar
  2. Cuenta conmigo! Estoy preparada! Y tú estás preparada! Sigue tu camino, pq muchas caminamos a tu lado! ♥

    ResponderEliminar
  3. Me a encantado tu post! Yo estare cntigo muak

    ResponderEliminar
  4. Por eso yo, mis blogs, los guardo ocultos. Y los escribo en mi pequeña lengua, que pocos conocen. Considero que mis pensamientos son míos y no son publicables (ni menos aún vendibles a cualquier empresa al precio de unas pocas muestras, no soy tan pobre), son como mi diario personal: para mí y los míos.

    Y eso no implica un menosprecio a las que sí lo hacéis, que vuestros motivos tendréis. Al contrario, os sigo con afición y comento vuestros post cuando tengo alguna opinión sobre el tema que tratáis, y aprendo mucho de cómo vivís y cómo criáis a vuestros hijos. Simplemente es que yo no lo haría, y no haciéndolo me ahorro trolls y historias.

    Mis post apenas tienen comentarios, ni siquiera de mis amigos en el mundo real, que cuando quieren saber sobre mí, me llaman para hacer un café en vez de leer mi blog. Tengo una seguidora a la cual no conozco más que porque tiene un blog que yo también sigo. Y me está bien, porque ninguna empresa que conozca tiene productos que me interesen (si me interesaran ya me los habría comprado, soy muy activa en ese sentido).

    Supongo que cada uno vive su vida como le parece. Soy muy rara para esto de la intimidad.

    ResponderEliminar
  5. Estos riesgos del 2.0 siempre me han dado que pensar. Veo que la gente entabla verdaderas relaciones de amistad a través de los blogs y las redes sociales, pero también otros se llevan grandes chascos, se producen enfrentamientos, se sienten engañados. Yo de momento no he tenido malas experiencias, aunque es verdad que tampoco he tenido la oportunidad de desvirtualizar a ninguno de los autores de los blogs que sigo. En cualquier caso, sí veo que el mundo 2.0 es parecido al real, y esto de ir criticando, cambiando de opiniones dejar de "ajuntar" a ciertas personas, es normal que pase también en este ámbito, aunque supongo que será menos doloroso que en la vida real ya que no los conocemos en persona y podremos vivir sin su apoyo igual de bien que hasta el momento.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo seguiré aquí, ya lo sabes. Hay gentes que no merecen la pena, otras que sí, hay veces que confiamos, y otras que lo hacemos también, pero nos caemos con todo el equipo. Pero sigamos el instinto, por una que no merece la pena, hay otras que sí.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, ¡vuelve pronto! ;-)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

About