Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29 ago. 2013

RESET


¿Cómo enseñar a los niños a pedir perdón si a veces ni tú misma sabes cómo hacerlo?

Los padres tenemos la durísima tarea de predicar con el ejemplo en todo, porque claro, hay que ser consecuentes con la educación de nuestros hijos...si sí, qué fácil.

¿Y en el tema de relaciones sociales? 

Cuando te han educado para "dar caña", "no dejarte pisotear", "sacar los dientes", "piensa mal y acertarás"...¿cómo lo haces para educar a perdonar? si la mayoría de las veces has de luchar contigo mismo para conseguir que el perdón te salga de dentro y no sea una mísera palabra -porque eso sí, si lo dices, que sea sincero, si no, ni te molestes-

A mis treintaytantos abriles intento seguir siendo objetiva -que no inocente-. Sigo luchando contra esa imposición del "pensar mal de los demás" con la que me han educado, y es que en el fondo, creo firmemente que las personas -por lo general, ojito- no son malas por naturaleza, no actúan de mala fe, ¿por qué van a hacerlo? ¿qué sacan con eso?...si haciendo felices a los demás se sacan muchísimas más y mejores sensaciones, no entra en mi lógica personal.

Todo tiene un "por qué" y se trata de descubrir cuál es, soy de las que piensan que todo tiene una explicación...

- ¿que te ha ignorado? será que es miope y no te ha visto...
- ¿que te ha colgado? eso es que le ha fallado el móvil...
- ¿que llega tarde? le habrá pillado un atasco...
- ¿que no sabes nada de él/ella? seguro que ha perdido tu número o le ha pasado algo...

Llamadme ilusa, pero es así...mala pipa porque sí, no me cabe en la cabeza.
Creo que es sano resetear de vez en cuando y hacer examen de conciencia, si te dejaste llevar por la furia del momento y hoy por hoy ves que no tiene sentido, rectifica y pide perdón.

Y entonces tú, ¿predicas con el ejemplo? ¿te enseñaron a perdonar?
¿cómo enseñas a tu hijo a hacerlo?

¡Feliz día!
***

14 ago. 2013

Miércoles mudo: Todas queremos...

...un príncipe que nos recoja en caballo blanco y 
haga el esfuerzo de escalar el castillo (pese a su miedo a las alturas)


[Una pena que sea todo mentira]

¡Feliz día!

About